domingo, 8 de octubre de 2017

Y te perdiste tu cumple

Bueno, aquí estamos, ya es tu cumple en España y tu no estás.

Como todos esperábamos, has dejado un hueco inmenso, que se nos traga cuando nos ponemos a pensar en ti. Cuando te fuiste prometí no estar triste y ser como alegre como tú, y disfrutar de las cosas como tú también hacías. Me sale a ratos.
Y conste que lo intento. Ahora cada vez que tengo que planear algo o tomar una decisión, a mi ya de por sí largo proceso mental habitual, le añado un apartado de ¿qué haría Mariau?, de ¿qué me diría Mariau?. La gran mayoría de veces, la respuesta es "pues claro, hombre, hazlo no seas tonto, ya verás que va a estar guay", como tantas veces me dijiste en vida.

  La vida, recordándome a ti en la esquina de mi calle, sutilmente a veces, y como un bofetón otras.
También pienso en ti a veces cuando miro a mi hijo y me doy cuenta de que nunca llegará a conocerte y quererte como mereces. Sólo me queda hablarle de ti cada vez que la vida me da una excusa.
Pero no solo te tengo en la cabeza en esos momentos, también te tengo a diario. Más de lo que esperaba. Casi cada noche que paseo a Ron, sobre todo si hay noche clara y se ven estrellas, la cabeza sin querer se me pone a pensar en ti. Por una extraña razón, los sitios bonitos de Seattle me hacen pensar en ti. La razón es en realidad sencilla: todos estos años viviendo aquí y sabiendo que tu nunca podrías venir, me hacían intentar sacar buenas fotos de esto, ya fuera con la cámara o con la memoria para contártelo al verte. Había más personas a las que quería enseñarle todo esto, pero eras la única a la que sabia que nunca te lo podría enseñar en persona.
El otro momento en el que, casi inevitablemente pienso en ti a diario es cuando salgo a dar un paseo en el trabajo después de comer. Eras una de las llamadas fijas en ese paseo, una vez a la semana, y siempre que hablaba contigo me paraba en la zona con mejor cobertura para oírte mejor hasta que terminábamos (normalmente tu te despedías con un "te quiero chiquillo"). En el primer paseo que dí después de que murieras, llegué a esa zona y me puse a mirarla. El césped, las piedras, los árboles, la tierra. Instintivamente cogí tres piedras de ahí, pensando, estas piedras me han oído hablar contigo muchas veces. Y me las guardé en el bolsillo. Durante muchas semanas, las lleve en el bolsillo del chubasquero, y de una forma extraña llevarlas en la mano en esos paseos me reconfortaba, ahora que no te podía llamar, no me preguntes por qué. Algo tendría que ver que hace muchos años te gustaba llevarte arena y piedritas de los sitios que visitabas y las ponías en tubos, que te servían de recuerdo. Siempre me encantaron.
Y casi sin pensar, la siguiente vez que estuve en un sitio chulo por esta zona del mundo, recogí del camino una piedra pequeña. Esta es para Mariau, pensé. En ese momento decidí que te las llevaría. Y que llevaría también dos de las piedras del paseo y que me quedaría la otra. Cuando las miré en casa, las tres eran piedras normales, de las de aquí, redondeadas de tanto arrollo y tanta lluvia. Pero una de las tres estaba llena de cicatrices, tenía zonas lisas,  zonas arañadas y muescas antiguas, ya romas, como si la piedra al formarse con lo años lo hubiera pasado mal, pero hubiera aguantado. Y me recordó a tu maltrecho cuerpo esa última semana que te vi en el hospital. Un cuerpo cansado y maltratado por la enfermedad, que solo aguantaba por la voluntad de quien lo llevaba puesto, y que en nada me hacía recordar a mi hermana. En nada y en todo, porque esas noches que pasé sujetándote la mano mientras te quedabas dormida son lo último que desearía olvidar en la vida.

Y esa me quedé. La llevo siempre conmigo en mi bandolera, y la tengo delante mientras escribo ahora. 


Las otras te las deje, con algo escrito, donde descansas ahora, en lo que a mi hermano le oí llamar "el balcón de Aurora", y que dí un respingo al escuchar.  Y ya te iré llevando más, me servirá de excusa para conocer más sitios e ir a verte cada vez que pare por Canarias.
Eso sí, mantendré mi promesa y prometo parar siempre a comer o a un café con los que vaya y pasar un buen rato, que ir a verte sea alegre como una romería, que anda que no te apuntabas tú a esas cuando podías. Queda tranquila, que tu paso por el mundo lo ha mejorado, en serio. Te quiero y hasta siempre.


sábado, 18 de mayo de 2013

El Cosmonauta


Quería escribir un post sobre El Cosmonauta, proyecto crowdfunding que he seguido desde que lo conocí en Microsiervos y que tuve la oportunidad de ver en su preestreno la semana pasada en Madrid, con su director y equipo presentándola.
La película en sí me decepcionó un poco, pero eso no deja de hacerla genial, por todo lo que tiene detrás, y porque a ratos ella misma es genial. Sólo a ratos, y eso es una pena.

Con mi falta de tiempo crónica había decidido no escribir el post, y limitarme a publicarle un comentario a Janos Honkonen, uno de los responsables de Iron Sky, también un proyecto crowdfunding y también genial, en otro estilo, mucho menos serio, claro.

El caso es que el blog de Janos no me deja publicar el comentario por algún motivo técnico que se me escapa, asi que he decidido ponerlo aquí. El comentario expresa bastante bien lo que pasaba por mi cabeza durante el estreno, y lo que pienso ahora.

Aprovecho de paso para recomendar a todo el mundo que la vea, especialmente a cualquiera que le guste el cine. Y el futuro del cine.

Es una nueva era en el cine. Y punto. Con el tiempo iremos perdonándole a la peli sus defectos, como a todos los clásicos.


(To Janos from aeroroldy)

Being an Spaniard, I have followed, supported and shared The Cosmonaut project as soon as I heard about it and saw the first teaser, totally handmade. I was really moved and captivated both by the crowdsourcing idea and by the plot itself.
I was fortunate enough to watch the movie during the Madrid presentation earlier this week, with most of the crew and the director. They also showed some of the short films part of the so called "transmedia project".
I had the same feeling you describe when lights went low "I want to like it, please don't let it be really bad". I can guess that most of the audience felt the same.

The movie is not really a masterpiece. It is the outcome of an awesome idea and project, but, in my opinion, the movie itself is not really that amazing. It falls short in a lot of some aspects.

Do not get me wrong, it is light years from actual hollywood sci-fy. Good taste, no need for big explosions or special effects every two seconds. The photography is really good, actors do a good job, the soviet era recreation is evoking and charming. Some scenes are really worth the movie...scenes, that's it.

The plot is not developed enough, nor the characters. It looks more like a collection of scenes, of short films. Really nice ones, but lacks continuity. And it has way too many oneiric scenes.

The Cosmonaut is not a masterpiece. But it is the future. For god sake it is the team first movie!...can you imagine what they can do in the future...but they have to get the right feedback. Just because we love the project, we should not say the movie is a classic.
It is a classic because it opens ground for a new way of developing movies  art that the current industry is not able to produce.

I will watch The Cosmonaut more times. I will watch all the short films. I will buy, donate and give them more money, to be sure they do more films.
I love The Cosmonaut. It does not have to be perfect for that.
Let´s do it right.

PS: by the way, thanks for Iron Sky, I also followed and I just simply loved it too, in a complete different way. I really had a good time watching it...in Netflix...talking about a new era.

----Update----
El problema con el blog de Janos ha desaparecido, eso si, en menos de una hora tenía a unos de los responsables de esa joya del frikismo llamada Iron Sky preguntandome que pasaba. Eso y al director de El Cosmonauta reposteando esta entrada. Bienvenidos al futuro, espero que esteis preparados. Yo aún lo flipo.

The problem with Jano's blog has desappeared, but I got a reply from one of the guys responsible for that geek jewel called Iron Sky asking me about the problem. And the director of The Cosmonaut retwiiting this post. Welcome to the future, I hope you are ready. I am still freaking.

lunes, 19 de marzo de 2012

Dos de cuatro

Estos dos personajes que se han pasado un rato de esta mañana jugando con un sombrero son dos de las cuatro razones por las que tengo este blog abandonado...pero es que se me van las horas con ellos. Otro día subo algo de las otras dos.





lunes, 6 de febrero de 2012

The Big Climb


Hace ya casi un año que una compañera de trabajo nos comentó que participaba todos los años en el "Big Climb". Es muy típico en USA que para recaudar fondos se organicen actos lúdico-festivos-deportivos, que generalmente implican caminar o similares.

En el caso del Big Climb, me pareció una machada desde el primer día que lo oí. Subir la Columbia Tower (también llamada Columbia Center) por las escaleras. Corriendo o andando, dependiendo de las capacidades de cada flipado.

El caso es que como tengo la boca muy grande, me gustan las vistas desde arriba de la torre y no se puede visitar los fines de semana, con lo que tiene que ser un dia que tengas de vacaciones, en el 2011 dije: "El cupo de participantes ya está cerrado, pero el año que viene me apunto". ¿A que es una astuta estratagema para subir a la torre y disfrutar de las vistas un domingo?... ja je ji jo ju... soy un genio.

Ahora os presento la Columbia Tower:



Pues nada, ya casi esta hecho, solo son 69 pisos con poco mas o menos 1311 escalones. Chupado. Es más fácil si la llamas Center, en vez de Tower, que impone más.
Pero bueno, lo importante de esto no es arrastrar mi cuerpo penosamente (que también), sino recaudar fondos para la Sociedad de Leucemia y Linfoma.
Hubiera preferido sudar por una que se dedicara más al LAM, pero es lo que hay y es una buena causa. Probablemente los del LAM sean más sensatos y organicen galas de teatro, que no les veo pidiendo a la gente que pongan  prueba sus pulmones, precisamente...

Al grano, como el objetivo es recaudar, aquí está mi página, en la que se pueden hacer donativos. Aclarar que no estarán destinados a pagarme la ambulancia de vuelta a casa, llegado el caso. 

Pues sin más, mi página!!!!

(Está principalmente en Inglés, aunque ya he puesto cosas de mi cosecha...)

DONA, DONA, DONA, DONA!!!

Y me pienso comer un donut  en el Starbucks de la planta 40.... a la bajada.

domingo, 9 de octubre de 2011

Blogismos, primera parte

Nota para blogeros despistados:

Este es el complicado proceso de programación y de edición que hay que hacer para que tu blog se vea en formato móvil cuando alguien se meta en la pagina desde el teléfono. Se lee bastante mejor. Si no fuera por Sergio no me entero.



A tomar por saco....recuerdo cuando llevar un blog requería si o si saber algo de html...
Supongo que el tiempo que antes dedicábamos a eso ahora lo usamos en facebook...son otros tiempos.

No tengo foto de:

1) La cara de admiración que puse cuando el amigo Bonachela me dijo que "Bonacheladas las justas" se podía ver en formato móvil/iphone/whatever
2) La cara de tonto que se me quedó cuando me contó el complicado proceso
3) La cara suya cuando se de cuenta de que he tardado meses en hacerlo en mi blog (aunque le tengo curado de espanto con la de entradas que he publicado en el blog en el que se supone que iba a colaborar...)