lunes, 25 de junio de 2007

Un extraño en Madrid

De vuelta por la capital.
Se me hace raro andar ahora por Madrid. Supongo que tardará un poco en pasarse, pero ya conozco esta sensación. Es la misma que tenía cuando volvía de Madrid a Las Palmas a pasar las vacaciones. Estás como fuera de sitio en un lugar conocido.
Dejando para otros las reflexiones profundas, he preferido fijarme en lo distintas que veo ahora ciertas cosas que antes eran habituales.

La primera es la falta de "eskiusme" a diario.
Que queréis que os diga, me había acostumbrado a oír una disculpa cada vez que alguien se te choca por la calle, o a darla. Pero de eso en la capi te puedes olvidar.

La segunda: ya se por qué Alonso no lleva copiloto.
Es un shock pasar de unas distancias de seguridad de más de 10 metros a...¿20 centímetros?
(ya es duro medirlo en metros y no en pies...je je)
Y además aquí los coches son superpequeños.

Tres: entiendo a todo el mundo por la calle.
Y eso, pese a lo que pudiera parecer, no es bueno. Se oye cada chorrada...menos mal que tengo el ipod (¿a que sí Paco?)

Cuatro: aquí la gente viste raro.
Si, si, lo sé, hace 4 meses decía lo mismo de allí, pero...es que aquí...¿chaqueta y corbata con 30 grados?
Conclusión: la gente viste raro en todas partes, sólo depende de como lo mires.

Cinco: no había echado de menos la tele española.
Triufitos, factor X, Carmele, fútbol...necesito un ipod para mis neuronas, para que las pobres se pongan a salvo, de verdad.
Lo malo es que no hay (por ahora)...mmm...se puede soñar...

...pero lo que más noto es que...aquí no sonríe ni su padre. Es curioso, tantos años aquí, y hay que irse fuera para darse cuenta:

En Madrid hace falta más gente sonriendo por la calle.

Vale, vale, me diréis que si quiero ver a la gente como una especie de teletubbies, todo el día con cara de tontos por ahí...no, no es eso, es que, sinceras o no, allí veo más sonrisas. Sólo eso.

O lobotomías, en Madrid faltan lobotomías, hala, y todos felices...

4 comentarios:

Un extraño en España dijo...

Que suertudo, que entiendes a la gente y los carteles. Yo no he saltado el charco y cada día tengo que andar descifrando. Tengo que traducir hasta el McPollastre y a los peruanos que me sirven la amanida.

Adeu chato.

El cateto de antes dijo...

Perdón: España

Angust McKlow dijo...

Pues yo ne había dado cuenta de eso sin haberme ido...
Y lo peor es que me está pasando a mi también, los ultracuerpos me han abducido.

guirto dijo...

ejem, me parece que alguien sufre del conocido síndrome del tipo-normal-que-sale-fuera-a-vivir-un -tiempo-y-se-da-cuenta-de-que-esto-es-una-mierda. ¿Sabes cómo se cura? A base de nitratos, nitrates en inglés. Es decir, ni trates de comparar esto con aquello, o serás muy infeliz hasta que vuelvas a vivir allí.